“La nota roja mexicana no tiene parangón en el mundo. Las violaciones en la vía pública (y las subsecuentes violaciones en las dependencias policiacas, adonde la víctima habría tenido la mala idea de acudir a quejarse), el asesinato por una nadería, el secuestro arbitrario, el bandolerismo en cualquiera de sus expresiones, son hechos cotidianos y pasan como si nada…”. Eso le escribía Jean Malaquais a André Gide en 1944. El primero había llegado a nuestro país en 1943 y su deslumbramiento por la violencia –incluyendo la gratuita- no requiere comentario. (Letras Libres, 186. Junio 2014).

Leer completo

En el 2013 se produjeron 126 películas mexicanas, la cifra más alta desde 1959. Luego del decrecimiento en plomada que vivió el cine nacional entre 1989 y 1997, a partir del 2004 se inicia un crecimiento que prácticamente no se ha detenido. En 1989 se produjeron 92 films, cifra nada despreciable. Pero un año después, el número descendió a 75 y un año después a 62 y después a 58 y luego a 49, 28, 17, 16 y finalmente a 9 en el ya mencionado año de 1997. Luego, entre 1998 y 2002, los números oscilaron entre 11 y 28 películas al año. En 2003 fueron 29, en 2004 36, en 2005, 53, y luego 64, 70, 70, 66, 69, 72 y en 2012, 112 y en 2013, 126. Una recuperación digna de llamar la atención y en la cual mucho tienen que ver los estímulos fiscales que hoy se explotan para hacer cine. La otra fuente de la explicación de este repunte tiene que ver con las fórmulas estatales de apoyo a la producción cinematográfica, ya que en el 75% de los proyectos aparece, de uno u otro modo, algún fondo estatal.

Leer completo

¿Quién va a ganar el Mundial?, me preguntaron.
México, por supuesto. Respondí.

Y ante la cara de incredulidad del interrogador, agregué: y si no, no pasa nada.

Leer completo