“La nota roja mexicana no tiene parangón en el mundo. Las violaciones en la vía pública (y las subsecuentes violaciones en las dependencias policiacas, adonde la víctima habría tenido la mala idea de acudir a quejarse), el asesinato por una nadería, el secuestro arbitrario, el bandolerismo en cualquiera de sus expresiones, son hechos cotidianos y pasan como si nada…”. Eso le escribía Jean Malaquais a André Gide en 1944. El primero había llegado a nuestro país en 1943 y su deslumbramiento por la violencia –incluyendo la gratuita- no requiere comentario. (Letras Libres, 186. Junio 2014).

Leer completo

15 mayo, 2014

Salarios mínimos

En su artículo 123 nuestra Constitución proclama: “Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos…”. Suena bien, solo que se encuentra a muchos kilómetros de la realidad.

Leer completo
Página 2 de 212